¿Por que usar brackets metálicos vs cerámicos en la ortodoncia?

La estética y la salud bucodental son una de las preocupaciones que causan más impacto en la sociedad actual, mejorar la sonrisa es un tema que debe considerar dos factores importantes en la toma de decisión del paciente potencial: por un lado los costos y por el otro el resultado final del procedimiento.

Uno de los tratamientos más recurrentes es la ortodoncia, la cual se puede llevar a cabo de manera exitosa mediante dos tipos de materiales: los brackets cerámicos y los brackets metálicos para los cuales es necesario conocer a fondo sus funcionalidades antes de optar por una de estas alternativas.

Entendiendo que la finalidad de cualquiera de los dos sistemas es la misma (conseguir la posición lineal de la dentadura y la mordida del paciente), cada uno tiene sus características propias las cuales permiten responder a la demanda de aquellas personas que están preocupadas por su salud pero paralelamente también consideran relevante la parte estética.

Hasta este punto, es confuso entender por qué cerámico en vez de metálico o viceversa, por lo cual a continuación exponemos las ventajas y diferencias entre ambos para determinar cuál sistema es el más adecuado a la hora de comenzar con tu ortodoncia.

Comencemos por los brackets estéticos o cerámicos: cuentan con una gran ventaja ya que son conocidos como brackets transparentes. Su fabricación se realiza en base a diferentes materiales traslúcidos, unos de los más conocidos son los cerámicos Alúmina Policristalina de 3M.

El anterior es un componente el cual impide que el material se pigmente con facilidad porque actúa en la boca de una manera delicada al no maltratar las mejillas del paciente evitando así dolores en la zona bucal. Adicional a ello, visualmente se mimetizan con el color de los dientes lo que hace que estéticamente sean perfectos en su invisibilidad con su perfil y diseño minimizado.

En cuanto al factor económico, son de un precio un poco más elevado en comparación con los convencionales metálicos ya que ofrecen menos visibilidad del producto, aunque debemos tener en cuenta que el paciente que los porta debe ser un poco más cuidadoso ya que el material es más delicado debido a su composición estética.

Ahora veamos los brackets metálicos: Son el sistema de ortodoncia más convencional, están elaborados con un tipo de acero inoxidable que permite una mayor durabilidad y confiabilidad gracias a su capacidad de adhesión, lo que los convierte en una opción que se puede llevar a cabo con un presupuesto bajo y resultados muy favorables.

A pesar de todos sus beneficios, estos brackets cuentan con una visibilidad muy amplia, lo que afecta estéticamente a algunos pacientes que consideran incómoda esta característica. Sin embargo, su material hace que tengan una mayor confiabilidad en la realización de la ortodoncia, sobre todo cuando se trata de aquellas más graves o complejas.

Después de conocer las generalidades de los sistemas de ortodoncia, es posible que podamos elegir de una manera más asertiva cuál de estos materiales es el que más se ajusta nuestras necesidades y preferencias, recordando que siempre debemos tener presente la complejidad dentaria del paciente para optar la mejor alternativa basados en la opinión del ortodoncista de cabecera y de su diagnóstico profesional.

Te invitamos a revisar nuestra página web www.dental83.com en donde además de encontrar excelentes precios y recibir una asesoría personalizada, podrás conocer las diferentes opciones de brackets cerámicos y metálicos que ofrecemos, con sistemas de ligas o autoligables y con referencias que cuentan con una estética favorable que te permitirán lucir la sonrisa que siempre has soñado tener.