Radiología en 3D como beneficio para odontólogos y pacientes

Los avances tecnológicos en todas las áreas humanas han permitido que nuestra calidad de vida mejore en muchos aspectos, entre estos encontramos el diagnóstico para la corrección de nuestros dientes.

Antes, realizarse una radiografía oral era un proceso muy tedioso, desgastante e incluso molesto que no permitía la comodidad de los pacientes y, al contrario, podía generar malas relaciones con el profesional de la salud que lo realizaba. Ahora, gracias a la radiología 3D todo esto ha quedado en el pasado.

Beneficios de la radiología 3D

Beneficios hay muchos, pero vamos a tratar de exponer algunas de las más importantes.

Permite que los pacientes tengan una menor exposición a la radiación: los nuevos equipos dentales procesan y manejan mucho mejor la información y además generan menor radiación. Entonces, al permanecer menos tiempo con pequeñas dosis de radiación es mayor la seguridad y disminuye de forma abismal la exposición a los efectos nocivos de esta.

Se reduce el tiempo de la prueba: las imágenes que antes tardaban unos lapsos muy largos de tiempo para poder ser obtenidas, hoy pueden lograrse en segundos o muy pocos minutos. Esto permite que el procedimiento no sea tan molesto y tampoco genere cansancio en el profesional, ni en el paciente.

Mayor cuidado del medio ambiente: las nuevas máquinas que realizan la radiografía digital 3D no utilizan los químicos de revelado que sí necesitaban las más antiguas, tampoco hay necesidad de un procesador químico que contamine la tierra. Por tanto, el beneficio mayor no es solo la comodidad y salud de la persona sino el cuidado del planeta.

Mejora la visibilidad de la boca: Este tipo de radiografía isotrópica permite la obtención de imágenes en los 3 ejes espaciales, lo cual hace que se pueda observar la boca sin las distorsiones que se generaban anteriormente por la falta de opciones de visión.

Recordemos que este tipo de exámenes son solo parte del diagnóstico que permitirá un tratamiento para nuestra boca. Con él lograremos conocer a profundidad la ubicación de nuestros dientes y el estado de nuestra boca, pero no podemos certificar un pleno tratamiento si los pacientes no atienden su salud oral de forma correcta.

Antes, durante y después de realizarnos una radiología 3D debemos, cuidar nuestra salud oral de forma permanente y con productos que verdaderamente realicen un buen trabajo. Por ejemplo, si vamos a usar una crema dental, elegir aquella que tiene acción antimicrobiana, que proteja contra la caries y las enfermedades periodontales. Si ya tenemos un tratamiento de ortodoncia exigir los productos que sean de excelente calidad. Para este caso sugerimos siempre utilizar Brackets de la marca 3M y sus complementos, como Resinas, Arcos o Tubos. Recuerda que usar materiales no recomendables puede alargar el tiempo del tratamiento y aumentar los costos.
Si tienes alguna duda de algún tema relacionado con la odontología o quieres aprender más de salud oral, escríbenos, comenta y comparte esta información que puede ayudar a muchos.

¡Tus dientes reflejan una buena salud oral!