5 puntos clave para tener en cuenta a la hora de una ortodoncia

Minutos de lectura: 4 minutos

Una ortodoncia mejorará tu vida para siempre, por eso hoy queremos darte 5 tips que te ayudarán a disfrutar todo el proceso de mejora en tu sonrisa. Empezamos el conteo:

  1. El diagnóstico es importantísimo

Recuerda que cada caso es único y que las personas tienen particularidades que pueden apurar o demorar su ortodoncia. Por eso, entre más pruebas te hagan para conocer el estado de salud de tus dientes, tu mordida y la situación con la que llegas a la clínica odontológica, mucho mejor. Entonces, si tu doctor te pide hacer exámenes, tomografías, placas y etc., es un buen indicio de que quiere hacer las cosas perfectamente y se preocupa verdaderamente de tu salud. En estos casos más es mejor.

  1. Estima el tiempo

Los procesos de ortodoncia tienen sus tiempos de realización, sobre todo si el nivel de corrección es mucho mayor. Sin embargo, aunque sean periodos un poco largos, tampoco pueden ser eternos. Una ortodoncia bien practicada puede hacerse en al menos unos 2 años. Eso tampoco quiere decir que todas las ortodoncias tarden ese tiempo, pero la gran mayoría puede durar aproximadamente eso. Si sientes que tu ortodoncia está tardando de más, pregúntale a tu odontólogo acerca de la evolución de tu tratamiento, porque cada uno es único. Siempre se vale preguntar al experto.

  1. De tu disciplina depende tu proceso

El odontólogo es vital para tu tratamiento sin embargo el éxito de la ortodoncia está compartido contigo y depende de lo disciplinado que seas con las recomendaciones que te brinda. Escucha siempre las indicaciones de tu médico en salud oral y síguelas a cabalidad. Incluso hay tratamientos que pueden tardar menos tiempo por cuenta de la disciplina del paciente. Limpieza de dientes, uso de retenedores, asistencia a citas odontológicas, todo es muy importante para una ortodoncia perfecta.

  1. La valoración 

No todos los tratamientos de ortodoncia se valoran igual. A veces un tratamiento de ortodoncia puede durar menos tiempo, pero la técnica puede costar un poco más. En otros casos la técnica es más costosa no por el tiempo sino por la estética de dicha técnica. Así que hay que valorar diferentes aspectos y para eso guíate por la recomendación que te haga el profesional, eso sí, asegúrate que el médico de salud oral o  la institución donde te la realizarás sean de absoluta confianza ya que de eso depende el éxito a la hora de perfeccionar tu sonrisa.

  1. La ortodoncia termina hasta que termina

Parece una obviedad, pero hemos notado cómo muchas personas pierden una buena ortodoncia por creer que sus dientes ya están completamente organizados. No por el hecho de que tus dientes o tu mordida ya se vean de forma correcta, quiere decir que la ortodoncia ha terminado. Hay quienes, al verse estéticamente bien, dejan de seguir con el proceso y esto hace que sus dientes o su mordida vuelvan al estado anterior, causando molestias, y por supuesto, pérdida de dinero y tiempo. Por eso es muy importante que sigas las indicaciones de tu médico y que cumplas hasta el final todas y cada una de las cosas que te indique.

Dental TIP

Recuerda que tu salud oral es clave así que no permitas que tu odontólogo use productos de baja calidad. Nosotros recomendamos siempre el uso de materiales y/o productos reconocidos como los brackets 3M™ Clarity™ que ofrecen control de rotación, mayor versatilidad y el exclusivo concentrador de esfuerzo de la marca, diseñado para un descementado consistente y predecible.

Tus brackets pueden ser estéticos o metálicos, de ligado convencional o de autoligado y en este último caso, recomendamos los 3M™ Clarity™ Ultra brackets de autoligado,  que son brackets innovadores, totalmente estéticos, diseñados para la comodidad del paciente y para conseguir resultados fiables durante todo el tratamiento.

Es tu salud la que está en juego, así que usa productos con respaldo y si vienes pensando en hacerte un tratamiento de ortodoncia, es el momento.

Anímate, tu nueva sonrisa está a un si de distancia.